jueves, 22 de enero de 2009

Mi Historia con la Fotografía 4

Después de una larga jornada de trabajo como médico de la delegación que nos representó en los Juegos Deportivos de CODICADER en Honduras, he vuelto a retomar el blog.
Perdón por la tardanza pero casualmente en el lugar que estábamos alojados no había Internet disponible.
Bueno, como lo había dicho en la entrada anterior, esta vez voy a concluir mi historia con la fotografía digital. Y lo hago, ni mas ni menos que presentándoles mi más reciente adquisición:
La Panasonic Lumix DMC-FZ18

Esta maravilla cuenta con 8.1 mega pixeles, un zoom óptico de 18x a la máxima resolución y unos maravillosos lentes LEICA (que son uno de los 2 mejores tipos de lentes en el mundo), entre otras muchas otras maravillas que ya les contaré más adelante.
Tengo aproximadamente poco más de 1 mes de estar disparando fotos con esta lindura y estoy ampliamente satisfecho.
Después de comenzar a interesarme mucho más en la fotografía digital, me di cuenta que entre las cosas importantes que debía tener para componer una foto, era el poder para modificar tanto la apertura del lente (que tanta luz el lente deja pasar a la hora de la foto) como la velocidad del obturador (que tan lento o rápido se cierra el lente para tomar la foto). Y me di cuenta de que las cámaras compactas no traen esa característica. Por lo que, con mi anterior cámara, se volvía impensable el poder tomar fotos como yo las deseaba.
Quiero mencionarles que para alguien que toma fotografías ocasionalmente, o sin mucha creatividad, una cámara compacta puede ser todo lo que necesite por el resto de su vida. Pero para alguien apasionado por este mundo, no es suficiente.
(No estoy en contra de las compactas, por el contrario, hay ocasiones en que es mejor llevar una de esas pequeñas maravillas en el bolsillo, para no perderse una foto).
Mi nueva cámara cuenta con un modo Manual (M), otro de prioridad a la apertura (A) y otro de prioridad de obturador (S) (pueden verlas en la ruedita de la derecha en la siguiente foto).

Todos estos modos me permiten variar la apertura del  lente y la velocidad del obturador para mejores resultados en las fotos.
Posteriormente estaré mostrándoles ejemplos de fotos tomadas con estas características y que puedan ver las diferencias.
Se que algunas cámaras compactas tienen esos modos de M, A y S, pero no tienen la versatilidad de una de estas cámaras debido a que los lentes son pequeños.
Entonces puedo decir que es un sueño cumplido el ser poseedor de una "cajita de los recuerdos" como esta.
Pero todavía me falta un escalón en cuanto a mis sueños y es poder tener una cámara tipo DSLR (digital single lens reflex) con lentes intercambiables, tipo profesional.
Pero todavía los precios están algo inalcanzables (aunque siguen bajando).
Quien quita que de aquí a un tiempo, en este mismo blog les esté anunciando que después de mucha espera y ahorro ya tengo mi propia DSLR.
En resumen, así es como comencé mi "pila" por la fotografía. Ahora que ha pasado el tiempo doy gracias a Dios por ese don y porque en el principio, cuando Él mismo dijo "sea la luz...", nos dejó como regalo el poder admirar las maravillas de su creación, desde un pequeño insecto hasta un majestuoso paisaje, pasando por su obra de arte perfecta: el ser humano.
De aquí en adelante, cada semana estaré colocando diferentes fotos que he tomado y las espectaculares historias alrededor de ellas.
Gracias nuevamente por su apoyo al leer este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario